NdP CEAR: 2015, Europa de brazos cruzados ante el drama de los refugiados

2015, Europa de brazos cruzados ante el drama de los refugiados

Nunca se habló tanto sobre refugiados, pero esto no ha conllevado una mejora sustancial en la política europea y española de asilo. El énfasis en el refuerzo de la Europa de la fortaleza y la lentitud en el proceso de reubicación ha reflejado una vez más la falta voluntad de los Estados miembro de la UE en cumplir sus compromisos internacional y ofrecer soluciones para los que huyen de la guerra y la persecución

Desde CEAR señalan los momentos clave a lo largo de 2015 planteando propuestas para que en el nuevo año Europa no vuelva a fracasar ante este reto.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) lamenta que el 2015 termina como un nuevo año en el que la Unión Europea “se ha cruzado de brazos” frente a la crisis humanitaria que viven las personas refugiadas dentro y fuera de las fronteras europeas. Desde CEAR señalan los momentos clave para mostrar cómo los países europeos no han estado a la altura de esta situación.

Enero. Tirón de orejas a España. Tras visitar Ceuta y Melilla y reunirse con diferentes organizaciones -entre ellas CEAR-, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa denunció la práctica de las devoluciones ilegales, el uso excesivo de la fuerza, la arbitrariedad en los traslados a la Península así como la imposibilidad de las personas subsaharianas de acceder a las oficinas de asilo.

Febrero. Justicia lenta e ineficaz en el caso Tarajal. En el primer aniversario de las muertes en El Tarajal, CEAR junto a Amnistía Internacional, pusieron de manifiesto las lagunas en la investigación de los sucesos en la frontera de Ceuta con Marruecos que acabaron con 15 personas muertas. Meses después, el juzgado de Ceuta decidió el archivo provisional de la causa, una decisión ante la que CEAR ha presentado recurso de apelación.

Marzo. Intento de legalizar lo ilegal. A pesar de la denuncia por parte de organismos como el Consejo de Europa y de numerosas organizaciones, el Congreso de los Diputados aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana en la que se incluye una enmienda que pretende dar cobertura legal a las devoluciones ilegales -conocidas como en caliente-, que se llevan produciendo desde hace años en Ceuta y Melilla. Para CEAR, esta medida impide el acceso al el derecho de asilo al justificar la devolución inmediata sin acceso al procedimiento y a las garantías debidas.

Además, en marzo gracias al recurso presentado por CEAR, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos paralizó la expulsión de Cristelle, una mujer camerunesa perseguida por motivos de género que solicitó asilo en el aeropuerto de Madrid. Tras 23 días en Barajas, Cristelle pudo entrar en España gracias a una autorización por razones humanitarias.

Abril. Mediterráneo, fosa común. Una embarcación naufragó al poco de salir de Libia y 400 personas perdieron la vida, en la peor tragedia reciente en el Mediterráneo. Unos días después, frente a la isla italiana de Lampedusa, la dramática cifra asciende a 700. A pesar de las palabras de conmoción de los líderes europeos ante lo sucedido, no se han puesto las medidas necesarias para que el Mediterráneo deje ser la ruta más mortal del mundo.

Mayo: Hacia una política común de asilo.La Comisión Europea plantea en la Agenda Europea de Migraciones una serie de medidas comunes como un sistema de reubicación, un sistema común de asilo, y otras sobre vigilancia y rescate en las fronteras. Sin embargo, la falta de voluntad de los Estados ha impedido poner en marcha algunas de las soluciones que se proponían.

Junio. Desplazamiento sin precedentes. Con motivo del 20 de junio, Día Internacional del Refugiado, supimos que la cifra de personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares rozaba ya los 60 millones. Un drama humanitario sin precedentes desde la II Guerra Mundial. El recrudecimiento de las guerras en Siria, Sudán del Sur o la República Centroafricana, junto al surgimiento de nuevos conflictos como en Ucrania o Nigeria, son las principales causas de este alarmante incremento frente al cual la comunidad internacional no toma medidas efectivas. También supimos que el año anterior España recibió menos del 1 por ciento de todas las solicitudes presentadas en la UE.

Julio. Se subastan refugiados. Tras el naufragio de abril,los ministros europeos ‘regatearon’ la propuesta de mínimos de acoger a 60.000 personas refugiadas debido a países como España, que sólo aceptó acoger a menos de las 5.837 plazas de acogida que le asignaba la Comisión Europea entre reubicaciones y reasentamientos. CEAR calificó esta reunión como una muestra de .

Agosto: Más llegadas, muchas reuniones, ningún acuerdo. Europa sigue sin ofrecer una alternativa segura a los refugiados. En sólo una semana de agosto llegaron más de 25.000 a las islas griegas más cercanas a Turquía. Mientras, los líderes europeos siguen enfrascados en reuniones tan interminables como infructuosas.

Septiembre. Los últimos días de agosto Europa pareció “descubrir” el drama de los refugiados con las imágenes de familias enteras agolpándose en los puertos de las islas griegas y en los andenes de las estaciones de tren de diferentes países. La fotografía de Aylan, un niño ahogado a las orillas del Mediterráneo, se convirtió en la gota que colmó el vaso en las conciencias de medio mundo, que dio enormes muestras de su indignación y solidaridad. Por su parte, los gobiernos europeos se apresuraron a incrementar las plazas de acogida hasta las 160.000, una medida que CEAR calificó como “un paso adelante, pero insuficiente”. En España hasta el momento se ha traducido en la acogida de 18 personas.

Octubre: Una fortaleza llamada Europa. Bulgaria, Hungría, Calais, Ceuta y Melilla. Mientras la construcción y reforzamiento de vallas en Europa no deja de crecer, países como Austria, Alemania y Croacia mantienen cerradas sus fronteras durante semanas con el claro objetivo de impedir el paso de los refugiados.

Noviembre. Reubicación a cuentagotas. El día 8 llegaron a España los primeros 12 reubicados. Varios países europeos han iniciado los traslados desde Italia, pero hasta la fecha las reubicaciones no llegan ni siquiera a 200, frente a las 180.000 previstas -entre reubicaciones y reasentamientos- en un periodo de dos años. Un proceso “dolorosamente lento”, que ha hecho que miles de refugiados llegados a Europa hayan optado por reubicarse a sí mismos, emprendiendo un camino de miles de kilómetros en condiciones durísimas agravadas por el frío y el cierre de varias fronteras.

Diciembre. El año de los (tristes) récord. El 2015 acaba con un año record en el número de llegadas por mar. Según la OIM, alrededor de un millón de personas se vieron obligadas a llegar a Europa por mar. Pero la cifra más desoladora es que cerca 3.700 perdieron la vida en el intento. A pesar de esto, los dirigentes europeos siguen sin tomar medidas para evitarlo. Europa sigue mirando hacia otro lado.

Propuestas

Frente esta situación, CEAR puso en marcha la campaña UErfanos en la que se proponen medidas para afrontar el drama humanitario que viven los refugiados y que ha sido respaldada por 5 organizaciones y más de 18.000 firmas.

“Cada día que pasa es más urgente poner en marcha las medidas que venimos reclamando como la creación de vías seguras. Por desgracia, los conflictos no están remitiendo por lo que si no ofrecemos alternativas a los que huyen de la persecución y los conflictos, el Mediterráneo volverá a ser una gigantesca fosa común en 2016”, reivindicó Estrella Galán, secretaria general de CEAR.

Como medidas clave, desde la entidad reclaman reforzar los programas de reasentamiento, impulsar el proceso de reubicación, permitir la posibilidad de pedir asilo en embajadas y consulados de terceros países así como activar la concesión de visados humanitarios.

Además, CEAR hizo llegar a todos los partidos políticos 40 propuestas para la mejora de la protección del derecho de asilo en España.

A %d blogueros les gusta esto: